sábado, 12 de septiembre de 2009

La Tejera

A mediados de los 70 dejó para siempre de humear esta rudimentaria tejera que durante décadas sus propietarios - Andrés - y posteriormente - Marcelino - habian mantenido a duras penas y a golpe de mucho sudor y sacrificio. El producto se elabora de manera totalmente artesanal: Se recoge el barro en esteras que transportan las caballerías o a hombros hasta la tejera, unas manos diestras lo soban lo trocean y moldean sobre una horma, se deja secar al sol un tiempo prudencial y finalmente se cuecen en un horno previamente atizado con leña. El resultado era una teja rojiza de figura estilizada, extrema dureza y  alta calidad.

No hay comentarios: